Banco de México ve presión de energéticos en la inflación

266
0
Share:

Ciudad de México, 26 de Septiembre  (ESFERA EMPRESARIAL /CÍRCULO DIGITAL).-  El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, aseguró que la presión del componente energético sobre la inflación de los meses recientes es mayor a la que registró la variable macroeconómica en enero de 2017, cuando se inició la liberalización de los precios de las gasolinas.

Explicó que la variación anual de los precios de las gasolinas fue superior al 25 por ciento en enero del año pasado, en tanto que en la actualidad alcanza más de 20 por ciento, promedio que llega a ser mucho mayor si se le suma el incremento de los precios de gas LP.

Al participar en la 39 Convención Nacional 2018 de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (Canieti), el funcionario subrayó que adicional a la presión por los aumentos en los energéticos, en fechas recientes se ha agregado el alza relativa de los precios de frutas y verduras, como otro elemento a considerar.

No obstante lo anterior, conforme los pronósticos del instituto central, hacia los próximos meses se estima que las inflación general vuelva a retomar la trayectoria descendente, para quizá colocarse dentro de tres o cuatro trimestres en la meta propuesta de 3.0 por ciento con un margen de un punto porcentual, señaló.

Ante el presidente de la Canieti, Mario de la Cruz, y del gremio que lidera, Díaz de León destacó que la conducción de la política monetaria en México ha sido la adecuada para contrarrestar la normalización de la postura divergente de los distintos bancos centrales de economías desarrolladas, así como del crecimiento desigual de las diferentes economías del mundo.

“La política monetaria ha contribuido a mantener el entorno de estabilidad y en cual la inflación regresa a su meta con expectativas ancladas de largo plazo que también propicien un mayor crecimiento”, argumentó.

Si bien reconoció que el instituto ha actuado con una más acelerada determinación que otros bancos centrales del mundo, el gobernador del Banxico refirió que dichas medidas han contribuido a retener capitales en el país, algo favorable en comparación con la salida de inversión que reportan otras economías emergentes.

“El diferencial de tasas como respuesta de política monetaria es el premio que se paga por mantener inversiones en México y la tenencia de extranjeros se ha mantenido estable, porque sigue siendo lo suficientemente atractivo”, precisó.

Díaz de León afirmó que para contrarrestar el complejo contexto global, México tiene que ratificar el compromiso por mantener un marco macroeconómico sólido.

“Son cuatro los pilares de esta estrategia macroeconómica, política monetaria, política fiscal, estabilidad del sistema financiero y política cambiaria”, detalló.

Expuso que entre los retos más importantes de la economía está el propiciar un mayor incremento sostenible de la productividad, en cuya iniciativa puede ayudar el avance tecnológico. “El cambio tecnológico implica retos en muchas dimensiones y no escapa al ámbito del banco central, al tener que ver con el crecimiento agregado y sectorial, entre la fuerza laboral o con el funcionamiento financiero”.

Tan es así, indicó, que es el mismo organismo el que deberá buscar las respuestas para hacer más ágil y eficiente al sistema financiero, así como de facilitar el financiamiento de aquellos sectores que tienen modelos de negocios distintos a los que la banca comercial está acostumbrado a prestar.

Finalmente, enfatizó que fortalecer el Estado de derecho es otro elemento a mejorar en México, para dar la vuelta a los problemas del país en materia de seguridad y certeza jurídica.

Share: