El Omega 5 nano emulsionado, reduce los riesgos de enfermedades cerebrovasculares

376
0
Share:

Ciudad de México, 27 de Agosto (ESFERA EMPRESARIAL/CÍRCULO DIGITAL).-De acuerdo con el INEGI 2017, las enfermedades del sistema circulatorio son la primera causa de muerte en México, de las cuales 34,105, son por  enfermedades cerebrovasculares (EVC). El costo anual del tratamiento de enfermedades cerebrovasculares en un hospital público asciende a los $480,000 pesos anuales.

“Los factores de riesgo modificables de las enfermedades cerebrovasculares son por hábitos que causan oxidación celular, como: consumo de tabaco, alcohol, falta ejercicio, niveles de colesterol y triglicéridos altos. A partir de los 45 años, es recomendable un Doppler Carotídeo, para determinar si es necesario un tratamiento y poder reducir hasta un 80% las posibilidades de infarto cerebral, de acuerdo con la AMEVASC (Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular A.C.)”, asegura la Dra. Lorena Cuellar, Neuróloga especialista en enfermedades Cerebro Vasculares, Dúplex, Carotideo y Transcraneal.

 De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México se consumen 7.2 litros de alcohol per cápita, el número de fumadores en el país alcanzó los 13 millones de personas y es el primer lugar con problemas de obesidad en América Latina.

Ante esta problemática, Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén y el Centro Médico de Hadassah, unieron esfuerzos para disminuir los daños causados por la oxidación celular, uniendo el Omega 5 (que es uno de los antioxidantes naturales más poderosos), con la nanotecnología, para que la sustancia llegue al cerebro, y combata la oxidación celular a nivel neuronal.

La nano emulsión es una tecnología única a nivel mundial que está cambiando la medicina, gracias a que es la primera técnica que permite atravesar la barrera hematoencefálica, alcanzando niveles de acción nunca antes vistos. En México, se conoce como GranaGard.

“GranaGard Omega 5, se está incorporando a las terapias tradicionales, para combatir preventivamente los daños inflamatorios y oxidativos que se presentan en las enfermedades cerebrovasculares. No se trata de una cura, pero si de un efecto “retardador” en la progresión de este tipo de patologías”, afirmó Cuellar.

 Además de las enfermedades cerebrovasculares, se han encontrado grandes beneficios con el consumo de Omega 5 ya que demuestra un potente efecto antiinflamatorio celular y antioxidante que sumado a la nanotecnología, permite desacelerar el proceso de envejecimiento prematuro inducido por oxidación.

Share: