No llegamos por la izquierda para gobernar con la derecha: AMLO

Share:

Tras la puerta del poder

Roberto Vizcaíno

Andrés Manuel López Obrador regresó ayer a sus bases. Y, ante miles de morenistas sin fisuras, con una lealtad a toda prueba hacia él, su movimiento y gobierno, al encabezar el V Congreso Nacional Extraordinario de Morena en el Deportivo Reynosa, para que nadie de fuera se haga ilusiones, advirtió que no llegó para caer en la simulación o el gatopardismo, sino para realizar la cuarta gran transformación de México.

Y “transformar no es ejecutar o ‘dar el violín’, instrumento que se toma con la izquierda y se toca con la derecha”.

Así, luego de mencionar a una larga lista de lo que él considera precursores de su movimiento, reiteró uno a uno sus objetivos que delinean un gobierno destinado a pobres y marginados:

Dijo:

“Reitero algunos compromisos que cumpliremos:

  • Se aumentará al doble la pensión a los adultos mayores y será un derecho elevado a rango de ley y de carácter universal;
  • Un millón de discapacitados pobres, sobre todo, las niñas y los niños, recibirán también un apoyo mensual;
  • La atención médica y los medicamentos serán gratuitos;
  • Se cancelará la mal llamada reforma educativa;
  • Se crearán 100 nuevas universidades públicas,
  • Se entregarán becas escolares en el nivel básico, medio y superior a un total de 10 millones 300 mil alumnos, como nunca ha sucedido en el país.
  • Se dará trabajo como aprendices con un sueldo mensual de 3 mil 600 pesos a 2 millones 300 mil jóvenes desempleados;
  • Se sembrarán un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables para crear 400 mil empleos permanentes;
  • Se apoyará a productores del campo con precios de garantía y fertilizantes baratos;
  • Se entregarán créditos a la palabra para la ganadería, la pequeña y mediana empresa;
  • Se ofrecerá una canasta básica de alimentos para combatir el hambre;
  • Se atenderá a los damnificados por los sismos;
  • Se realizarán acciones de desarrollo urbano en colonias marginadas de las ciudades del país.
  • Se crearán 128 centros coordinadores para el desarrollo y la atención de los pueblos indígenas;
  • Se construirán 300 caminos de concreto, con el uso intensivo de mano de obra, en Oaxaca, Guerrero y otros estados;
  • Se comunicará a todo el país con Internet.
  • Se creará la zona franca o libre en la frontera norte;
  • Habrá un amplio programa cultural, se fomentará el deporte, se apoyará a la ciencia y a la tecnología;
  • Se cuidará el medio ambiente;
  • Se apoyará a las comunidades mineras;
  • Se construirá el tren maya;
  • Se promoverá el desarrollo del Istmo de Tehuantepec;
  • Produciremos con urgencia petróleo y gas para enfrentar la crisis energética;
  • Se modernizarán las refinerías;
  • Se construirá la nueva refinería de Dos Bocas, Paraíso, Tabasco;
  • Se rescatará la industria eléctrica;
  • No habrá gasolinazos ni aumentarán impuestos en términos reales.
  • Ya iniciamos el proceso de consulta para construir el aeropuerto donde lo decida el pueblo y mejor convenga al interés nacional.
  • Se creará la secretaría de Seguridad Pública;
  • Se contará, desde antes del 1º de diciembre, con el Fiscal General, el Fiscal Anticorrupción y el Fiscal Electoral:
  • Al mismo tiempo se elaboran las iniciativas de ley para hacer una política de Estado de la austeridad republicana;
  • Convertir en delito grave, sin derecho a fianza, el robo del presupuesto, de los energéticos, la emisión de facturas falsas y el fraude electoral.
  • Se impulsará una reforma constitucional para abolir los fueros constitucionales de los altos funcionarios públicos y acabar con la impunidad.

En total 33 compromisos concretos para los cuales pidió la colaboración y apoyo de todos los morenistas, dijo.

Sin lograr estos objetivos, indicó, no se pude hablar de victoria de su movimiento.

“Desde la campaña dijimos que el proceso de lucha tenía dos etapas. Ya logramos lo primero, pero nos falta lo más importante: demostrar que se puede gobernar con el pueblo, con respeto a las libertades y, en paralelo, garantizar a todos, el derecho a vivir con bienestar y a ser felices.

“Ha llegado el momento de iniciar la cuarta transformación de la vida pública de México. Ni en el sueño olvidemos que esta será una transformación pacífica, pero profunda; una transformación ordenada, pero radical, porque arrancaremos de raíz al régimen de corrupción y privilegios.

“Estamos preparados y dispuestos a ejecutar el mandato que nos dieron los ciudadanos el 1º de julio para llevar a cabo un cambio verdadero. Y cambiar, es, literalmente, “dejar una cosa o situación para tomar otra”. No es más de lo mismo, no es simulación o gatopardismo. Transformar no es ejecutar o “dar el violín”, instrumento que se toma con la izquierda y se toca con la derecha.

No y no, lo nuestro es auténtico y será distinto. No vamos a decepcionar a nadie, como ha sucedido con movimientos que han creado expectativas y se han desvanecido, ni vamos a actuar como dirigentes, que al llegar al poder se traicionan así mismos y a sus seguidores.

“Recuérdese que, en nuestro país, en el 2000, se apostó a la alternancia y todo terminó en una farsa dañina, porque en vez de cambiar al régimen se le restauró con la simulación que significó el prian, para causar mayores estragos durante los últimos tres sexenios.

“De modo que ahora si el cambio va a fondo. El gobierno surgido del Movimiento de Regeneración Nacional dedicará toda su atención en establecer un auténtico Estado democrático de derecho; en acabar con la corrupción y la impunidad; en combatir la desigualdad y la pobreza y en fortalecer valores culturales, morales y espirituales.

“No hemos desperdiciado el tiempo y no vamos a perder el impulso que obtuvimos el primero de julio. Ya se están integrando los equipos de trabajo, ya se han definido las nuevas reglas y ya estamos elaborando los proyectos prioritarios para iniciar la acción transformadora desde que tomemos posesión de la Presidencia de la República”, subrayó.

EL ENCUENTRO

Dentro de este concepto, con estos objetivos, Andrés Manuel López Obrador se reunirá hoy con el presidente Enrique Peña Nieto en Palacio nacional, ambos acompañados por sus gabinetes, para iniciar un proceso de transición inédito.

De ahí saldrá con una serie de compromisos dos de los cuales tienen que ver con el envío anticipado de iniciativas al Senado y a la Cámara de Diputados para tramitar la creación de la secretaría de Seguridad y para promover las designaciones de los fiscales General de la Nación, el Anticorrupción y el Fiscal Electoral.

Hacer esto supone que aprovechará el Sistema Nacional Anticorrupción ya aprobado en el sexenio de Enrique Peña Nietoy que fue debatido y aprobado bajo las coordinaciones de Emilio GamboaErnesto CorderoFernando HerreraManuel BartlettMiguel BarbosaPablo Escudero y Carlos Puente.

AMLO va a requerir de igual forma de un acuerdo entre Ricardo MonrealMiguel Osorio ChongManuel Velasco y los otros coordinadores y grupos parlamentarios del Senado, para abolir la Reforma Educativa y para acabar con el fuero de funcionarios, que están en los puntos 4 y 33 de sus compromisos.

Hoy, sabremos, pues, cómo hará para sacar adelante el listado de objetivos que se ha fijado como eje de su Cuarta Transformación.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Share: